viernes, 10 de febrero de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/4.

Alexander Grahovsky · "Protección" 50x70cm pintura digital de referencia del: Foto: Negros Shibari Cuerdas: Nina Russ Modelo: Gorgone [Comprar este IMPRIMIR]


"Si no es bajo su protección, no pongo un pie al otro lado de ese umbral. ¡Que Dios me ampare, el fantasma puede esperarme en la escalera y llevarme consigo al infierno".
(Matthew Gregory Lewis)

Demasiados días de deambulo mental, hasta para una cabecita inquieta como la mía. No me voy a marear más, si he de girar sobre mi misma, que sea impulsada por su fuerza. 
Lo tengo decidido, a pesar de que aún me tiemblan las rodillas, bueno, bajo los pantalones no se nota y aún los llevo puestos. 

Sí, las dominantes también temblamos, un secreto a gritos, pero los cobardes nunca se atreven a comprobarlo. 

Entonces aparece él, trae corbata negra, regresa de una reunión de las dos importantes que ha tenido esa semana. Y sí, me parece el dominante más sensato y a la vez peligroso que me he cruzado. "Verás, yo soy un poco a la antigua usanza... Llevaré corbata negra a dos reuniones que tengo que asistir, por tu madre... Es mi manera de mostrarte respeto y quitarme el maquillaje que tan(m)poco te gusta".

Supe en ese instante que acercarme no iba a ser una buena idea. 
Ese hombre era pura energía gravitatoria y el potencial de mi ego de Domina solo iba a empeorar el aumento de la aceleración. 
Nunca se me dio bien la física, pero tan pronto lo tuve delante, las ecuaciones y formulas se descifraban solas en mi cabeza, después de todo dicen que somos matemáticas, números, puede ser... Yo ni siquiera fui de letras, ni de mirar a las estrellas. A mi lo que me gustaba era dar vueltas con los ojos cerrados y los brazos en cruz, hasta que el estómago se me revelaba y se imponía mi equilibrio...

A oscuras en la habitación de mi trabajo, con el móvil bajo las mantas, chateo con él como una combatiente en guerra que se mantiene oculta a miradas curiosas. Hace más de media hora se me ha caído el móvil de las manos y en dos ocasiones he sentido mis ronquidos imponiéndose al desvelo forzado. Lo estoy haciendo, como cuando era pequeña, mantener el equilibrio, pero casi no me sale y el cansancio se torna fatiga. ¿Lo hago por sumisión, o por dominación? No estoy segura y no voy a gastar energía en pensarlo... O me dormiré y me ganaré unos azotes del Amo.

"Bueno esclava vamos a mirmi. El Amo ahora si necesita descansar".

No puedo creer que lo haya dicho.
Hoy está raro. 
El Amo tiene preocupada a la esclava. Y la preocupación de la esclava pronto pondrá en funcionamiento sus engranajes de domina. 
El Amo tiene muy en alerta a la esclava, y ella está interesada en agradar al Amo, acaba de descubrir un nuevo modo de placer obsoleto. A la esclava le gusta, es como el café muy intenso y filtrado, solo que a través del Amo. Y la esclava sabe que hará lo que esté en su mano por degustar lo más que pueda el sabor que tiene la situación. 

"Que ostia me he dado. Me he dormido con él en las manos",

Lo siguiente que el Amo va a contar a la esclava, hace que ésta gire como un tornado en si. Definitivamente él es energía potencial y me preguntó si Newton pensaba en alguien como el Amo al realizar sus teorías y planteamientos.

Todo lo que me cuenta a continuación no evita el desastre, lo empeora, y para mayor INRI me encanta oírle. Si pasado los cuarenta el típico: "cuelga tú" de la edad del pavo, se transforma en un pantallazo que te atiza el portátil en la jeta porque te has quedado dormido y en unos celos femeninos infundados... Eso significa que las mariposas en el estómago verdaderamente agitan sus alas y que un bondage es la horca ideal para una suicida. 

Amo, ata a la Geisha.
La esclava desea sentirse protegida por el Amo.
Y al Amo, jejeje, le encanta ser un cabrón zurdo. Le encanta la Doma de su esclava.
Y una domina relajada, es una esclava estupenda, la mejor. 





2 comentarios:

  1. Y en esto que la esclava estaba aún preguntandose...
    Como...?

    Llego Melendi a Sevilla...

    https://www.youtube.com/watch?v=1xVYwKP-IrU

    ResponderEliminar
  2. Jejeje...
    La esclava odia al Amo. Tanto...
    Como frío se le queda el trasero cuando no está.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cita.

Cita.