miércoles, 31 de mayo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/18.


Resultado de imagen de los amantes mariposa benjamin lacombe:
"梁山伯與祝英台" (Benjamin Lacombe)

"La filosofía de uno no se expresa mejor en palabras; se expresa en las decisiones que toma y las decisiones que tomamos son en última instancia nuestra responsabilidad" (Eleanor Roosevelt)



Y en esto que llega Adán y le pregunta a Eva:
— ¿Tú qué quieres conmigo sexo o una experiencia religiosa?

Y Eva odia el paraíso porque aún no existen la máquina eléctrica, llamada comúnmente moto. Ni las maquinillas desechables, ni la cera... Ella es capaz de derramar por la cabeza ésta y tirar fuerte de la cabellera. Eso sería el equivalente de rasgarse las vestiduras si estuvieran vestidos.

Eva no entiende como Dios puede poner a un hombre que hace preguntas idiotas (puesto que ya ha de saber las respuestas) en la cima de la cadena del dominio como ejemplar al que todos los demás deben sumisión.

Así que el tarro de cera caliente que le cae del árbol de la ciencia, (porque de haber sido una manzana realmente se la habría metido en la boca a Adán y tirado de éste por los huevos hasta la puerta de salida del paraíso) lo utiliza para depilarse el potorro mientras piensa en todas esas parejas estúpidas de la historia de la humanidad que irán al infierno por no decir en su momento lo que piensan y hacer preguntas idiotas, o peor aún, callar por no parecer más idiota que el otro.

Adán contempla entonces a Eva sin tapujos y descubre que va a tener que sudar tinta para vestir a esa mujer que sabe suya y que nadie más la vea desnuda. Y eso que desea prostituirla y compartirla con todo aquel que pueda pagarla.
Nada es comparado con el infierno que ya se desata en su interior. Y Eva que lo mira y sabe por propia experiencia lo que está sintiendo...
Lo abraza fuerte mientras le susurra al oído.

— Lo de follar lo vamos a dejar para más tarde y hagamos un McGuffin digamos que es una experiencia religiosa. Después de todo ya tienes la patente de la puta por propia.

Adán mira a Eva con una lascivia imposible de contener y la preña con el mayor de los infiernos que podía tocar a dos insurrectos del Edén. De un golpe la derriba, la agarra de la melena y la arrastra con instinto animal  como el más común de los primates camino de la puerta de salida. Ya solo tiene una dirección que tomar y lo sabe mientras arrastra el destino de ambos.

—Maldita mujer iré al infierno por tu culpa.
Va protestando y maldiciendo Adán mientras no suelta el agarre del pelo de Eva, puesto que es su costilla y la lleva como quiere.

Eva se pregunta entonces si la cera en la cabeza no hubiese ido mejor que en el potorro. Desiste de ese pensamiento, no desea ser la primera feminista de la historia. Tampoco la primera sumisa. Bastante tiene con ser la primera mujer.

Así que pone ojitos de gata al hombre que le ha tocado en la tómbola de la creación que la domine y le va diciendo mientras él hace como que la escucha.
—Maldito cabrón hijo de puta, en cuanto salgamos de aquí y lleguemos a casa te voy a enseñar yo quien manda —ella sabe que él no lo toma en serio y sigue soltando culebras por la boca y cuando se cansa de disparatar, ve como todas se alejan reptando mientras ella sigue siendo arrastrada por el hombre, respira hondo y añade en un susurro— ...Y también quien va alumbrar a partir de ahora todos tus momentos de oscuridad.

Adán no sabe si sonreír o sentarse a llorar... Acaba de ser consciente lo cara que va a resultar su posesión, ha creado un monstruo al tomarla, bueno, ya culparan a otros desde Tales de Mileto, a la compañía eléctrica que se encargará de desplumar con sus factura las nóminas de los que vendrán en próximas generaciones.
Ahora lo único que desea es buscar una sombra, donde detenerse, azotarla y usarla; y aplacar ese deseo que pesa más en el corazón que en el arrastre y lo empieza a debilitar.





miércoles, 17 de mayo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/17.

Las más famosas mujeres samurai de Japón:

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes"( John Lennon)



Una mujer como yo, difícilmente tiene un plan B.
Estos días toda aquella persona que se me acerca tiene la misma inquietud: saber que voy a hacer a partir de ahora con mi vida tras los últimos acontecimientos familiares.

Las onnas bugeisha solo entienden un plan, defender su casa del enemigo.

De todas las cosas que he oído estos días, incluidos consejos, lo que más me ha ayudado ha sido este comentario: "... que estés sola no aporta nada a la resolución del problema...Solo que no tienes un plan B..."

Sí Amo, el gordo de Corea del Norte se quedaría como un niñato con tirachinas si yo con mis frentes me encajo a su lado... Para todos los demás soy una onna bugueisha sin escrúpulos.
Tengo bajo control cada movimiento de combate para asumir la realidad que me acontece como mujer, como madre, como todas esas facetas que ya conoces en mi y que no puedo delegar en nadie.

No hay plan B en lo relativo a Ti.
Me tienes atada...

Prudencia.
Paciencia.
Boca cerrada.
Trabajar como una hormiguita en el plan que tengo previsto...

No hay destino donde correr...
Deambulo en un Triangulo de las Bermudas donde las coordenadas de la voluntad giran sin Norte establecido. Con la única seguridad que me da saber que vas a sostenerme incluso cuando caigan los nudos del kinbaku.



ITSBOSSY: Ozuma Kaname.:

lunes, 24 de abril de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/16.

Resultado de imagen de geisha embarazada:
Palabra de Geisha (Zan Portfolio)


"Toda mujer es madre aunque no tenga hijos". José Narosky


Puedo imaginar que se debe al instinto natural de supervivencia. 
Aún así la esclava siente miedo. 

El Amo a sido conciso al exponer que espera de la mujer que soy ahora. Convertirla en una esclava y luego animalizarla. 

Imagino que otras en mi misma posición se habrán sentido como yo anteriormente. Esta mujer se encuentra al limite de la penumbra desde donde me detengo a observar todo con la pausa que mi inquietante y pizpireta forma de ser permite. Hasta que no pruebe no sabré si me siento a gusto en esa posición. 

Más...
¿Cómo dar el paso cuando llegado el momento de hacerlo he de renunciar a pensar sólo para sentir, obedecer y dejarme llevar? 

Cuando el ser racional deja de analizar y pensar, incurre en el más primitivo de los adn, el instinto. Y dentro de estos instintos el de supervivencia impera en todo animal. Y la esclava ve al Amo como el sustento básico para la supervivencia de su propia y nueva naturaleza y lo que surge es reproductivo, es radical, es una necesidad de suplantar la especie desde dentro y... 
... Por lo tanto no es viable... 
... No ahora... 
... Puede que nunca...

Llegado a este momento... 
¿Ahora cuál debe ser el siguiente paso? No tengo ni la más remota idea, Amo.




domingo, 23 de abril de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/15.

Maiko bows                                                                                                                                                                                 Más:

El hablar conquista al pensamiento; escribir lo domina.(Walter Benjamin)



Porque ha llegado el momento de enterrar a la Onna Bugeisha y avanzar... Aunque a veces pueda parecer que el tsunami emocional de la esclava arrasa todo a su paso.

Shssss...

Cuando el Amo desee.
Como el Amo desee.

Hay un lugar donde las sombras se tiñen de luz, late dentro del corazón de la geisha, y es la mano del Amo quien lo ha fabricado y en su etiqueta de fabricación lleva un nombre marcado a fuego:
Pyramiden.




jueves, 13 de abril de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/14.

A wet look:

Hay algo de desmoralizante en observar a dos personas que se excitan más y más locamente entre sí, especialmente cuando la única persona que sobra en la habitación es uno mismo. (Sylvia Plath)




Estaba ahí.
A ratos... Solo a ratos siendo políticamente correcta. 
Otros, simplemente me limitaba a ser. Conteniendo las sombras, alimentando mesurada a la bestia. 

Las sombras no entienden de honor. 
No puedo cerrar las puertas, y tras ella elegir desnudar, alimentar y no poseer el control.

El animal que solo entiende de instinto de conservación, jamás obra en equidad.

La esclava siempre en guerra contra la mujer.

Y ahora la onna geisha se pregunta si acaso después de ser preñada por el Amo se le permitirá el honor del oibara como semejante en la naturaleza de Onna-Bugeisha frente al Samurai.
¿O acaso tendrá que atarse los tobillos para usar el kaiken en el jigai?



lunes, 10 de abril de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/13.

Not just an armor nor just a knight:

Todo hombre puede ver las tácticas que uso donde conquisto, pero lo que nadie puede ver es la estrategia que envuelve a la victoria. (Sun Tzu)



Y eso, es lo que me gusta del Amo...
Soy la depositaria de sus estrategias y.... su objetivo final. 





En la agogé solo existe una arcilla.
De ella surgen los grandes guerreros gunkimono y de su sangre samurái las onna bugeisha más mortales. Yo pertenezco a su estirpe.
Maldita para todos.
Menos para uno.



La terracota,
yo he tenido que rezumar sola de la agogé y sus canteras y ser puesta al fuego.

He peleado,
he llorado,
y he salido victoriosa de aquellas batallas para las que he sido instruida.

Ahora solo deseo ser una Geisha... Arcilla en manos del Amo.

Dejar las armas y esperar en la confianza de que el Amo no deja nada al azar.
Y mientras él va a su batalla particular, esta vez la onna bugeisha con alma de geisha se queda en casa. Feliz y orgullosa de ver al hombre, su hombre, pelear batallas, capaz, y retornar a la guarida del guerrero.



Será a su manera.
Me quedo en casa, armas guardadas, solo esclava, solo mujer, sin prisas, sin calentamientos de cabeza, sin más estrategias que la confianza en su palabra dada... Hasta que vuelva.




— Como el Amo desee. Ya sabes donde esperará la esclava (no tengo intención de ir a ningún sitio esta vez)  y como lo hará.


martes, 28 de marzo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/12.

Takato Yamamoto, la búsqueda del placer - Cultura Colectiva - Cultura Colectiva:

Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o se apegará al uno y despreciará al otro (...) (Lc 16, 13)



La integridad es debatible. 

Los hechos invariables. 
Los actos que se cometen son como las huellas dactilares que se hallan en la escena de un crimen. Te implican directamente en el delito cometido, hasta que la justicia no demuestre lo contrario.

No se puede rezar a Dios y aplaudir al diablo.


martes, 21 de marzo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/11.

Los samurái eran antiguos guerreros japoneses que luchaban con sus katanas para defender el honor del emperador. Surgieron en el siglo X, pero su mayor apogeo fue durante el siglo XII en las Guerras Genpei. Si bien esta clase de guerreros estuvo formada por hombres, también existieron mujeres que empuñaron armas para defender el hogar, la familia …:

スレーブ
提供するために使用


El Amo a decidido asumir el riesgo. 
La esclava también. 

Nadie es tan insensato para dejar entrar el enemigo en casa y echarse a dormir, a no ser, que se sienta capacitado para vencerlo en un cuerpo a cuerpo. 

Está bien, saca a bailar a la esclava.
Y no pierda el Amo de vista que la Onna bugeisha es aquella mujer que defiende la casa sin hombre y sobrevive... Eso no quiere decir que intente prevalecer a la Doma. Nací para la causa de servir a la supervivencia. 

Nadie peleó batalla alguna nunca por la mujer que escribe. 
Éste es el enemigo tenaz que vencer bajo su techo. Ha de saber el Amo que acoger a la esclava conlleva la lucha campal entre lo que se es y lo que se desea ser. Hay muchas maneras de servir, una sola de hacerlo eficazmente. 
Pasar la noche a la intemperie no viste a la Geisha, la desnuda, la enfrenta al más primitivo de sus instintos, la defensa. 

Otras, no soy yo.
Yo seré lo que el Amo necesita y si no, me iré por donde vine. 




提供するために使用
(serviam ut serviam)

Esa es la cuestión.


martes, 14 de marzo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/10

12540540_1660522324207833_8267802306100699666_n.jpg (480×480):

FIANZA.


(…) “Ve y mira nuevamente a las rosas. 
Comprenderás que la tuya es única en el mundo. 
Volverás para decirme adiós y te regalaré un secreto.  
El Principito se fue a ver nuevamente a las rosas: 
-No sois en absoluto parecidas a mi rosa: no sois nada aún -les dijo-. Nadie os ha domesticado y no habéis domesticado a nadie. Sois como era mi zorro. No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo. 
Y las rosas se sintieron bien molestas. 

-Sois bellas, pero estáis vacías -les dijo todavía-. No se puede morir por vosotras. Sin duda que un transeúnte común creerá que mi rosa se os parece. Pero ella sola es más importante que todas vosotras, puesto que es ella la rosa a quien he regado. Puesto que es ella la rosa a quien puse bajo un globo. Puesto que es ella la rosa a quien abrigué con el biombo. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres que se hicieron mariposas). Puesto que es ella la rosa a quien escuché quejarse, o alabarse, o aun, algunas veces, callarse. Puesto que ella es mi rosa. 

Y volvió hacia el zorro: 
-Adiós -dijo. -Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos. 
-Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el Principito, a fin de acordarse. -El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante. -El tiempo que perdí por mi rosa… -dijo el Principito, a fin de acordarse. 
-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-. Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa… 
-Soy responsable de mi rosa… -repitió el principito, a fin de acordarse. (…) “ 
(El Principito-Antoine saint Exupery)

Podría haber simplemente copiado el significado real de la palabra "Fianza" de la RAE. (3. f. Persona que abona a otra para la seguridad de una obligación).
Claro que entonces no sería yo. 

Nunca fui una Domina convencional, siempre atípica. Y tampoco seré una esclava normal. Y duele admitirlo, pero yo me conozco. Ya se lo dije al Amo hay limites que cederán y otros que no dejo tocar ni por mi propia mano.  
Yo soy así, cuando de pasearme desnuda se trate y cuando de no dejarme ver también. Podría maquillarme y fingir lo que no soy, y quedar como una puta reina hasta arrodillada o con el culo en pompa ofreciéndome sumisa.
Lo malo de los personajes es que cuando la función acaba se quedan encerrados en sus guiones y yo quiero ser libre... 
Julieta a jornada completa. 
La rosa del Principito que no se conforma con menos que ser la única para él. 
Y eso a sabiendas de que no soy el mejor ejemplar para tal privilegio. 




Hoy a sido un día diferente, de esperar, de desear, de saber que llegarías y contener mi incapacidad de espera y mi escasa paciencia. Sin mover un dedo, sin imponer movimiento alguno sobre ninguna pieza de mi tablero mental. Ojala pudiera abrir ese lugar donde nadie me ve para compartir ese instante. Y ahí estaba su presencia dominándolo todo. 

Obedecer, ceder y gozarlo ha sido un tres por tres, gracias al Amo  y al modo en que me sabe llevar contra las cuerdas sin que estas ni me rocen. Y pese a resistirme y hacer por momentos las cosas a mi manera adelantando algún movimiento. Incluso aunque sea por complacer al Amo, no me cabe duda que esa decisión de ejecución no corresponde a una esclava y pido perdón por ello. 

Ahora lo sé.
El combate que lucho dentro de la jaula es mucho más honorable que el que lidio frente a mis realidades. Esas que me empujan a asumir el control y la degradación del más visceral de mis impulsos, dejarme llevar por el azote del placer que me provoca la Doma de quien es capaz de caminar seis pasos por delante y tirar sin que el collar me abrase la piel del cuello. 

Volver a casa después de pasar tirada incontables minutos con el corazón desbocado y las piernas flojas, temblando, es la peor de las realidades para alguien como yo que no sabe vestir de mentiras opacas los colores del alma. ¿Y que le voy a hacer si es que me pierden las mil autovías de cuatro carriles que disfrutan mis inquietadas y excéntricas neuronas. 

Y sí, me puede la diarrea cerebral al fin. Porque mis pensamientos son tan bravos como la hembra que encierra mi fibra vital. Y yo no se decir te quiero a tiempo aunque proceda, yo diré eso de te quiero más que unas buenas ganas de cagar. Y cuanta más velocidad pillen mis neuronas más gilipolleces por minuto soltara mi boca. Como ahora...

Soy un tsunami. 
Pero eso ya ha de saberlo quien se atreve a navegar en mis mareas.
Cuando la Titanomaquia concluya, solo podrá prevalecer uno.

Tengo una lengua oculta forjada en la intimidad del mayor de los secreto órficos.
Y aún así camino desnuda y descalza de alma y de cuerpo.  




domingo, 12 de marzo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/9.


"ERES DE LA RAZA DEL SOL: MORENO, ARDIENTE Y OLOROSO A RESINAS SILVESTRES" (Dulce María Leynaz)

Hay muchas maneras de ponerse un corsé y la misma mujer debajo. Pueden pasar las modas, los años, una vida transcurrir y aún así mientras el corazón late, la hembra vive como una fiera dentro apretada. 

Vivir conlleva adaptarse al medio, aunque la esencia viva como el pus bajo la costra de una herida infestada. 
Bramando. 
Quemando. 
Esperando, mientras crece todo un mundo celular que llegue a su endosimbiosis. 

La que me trajo a dolores a este mundo me dijo una vez: Cuando cierres una puerta, que no te tiemble el pulso para volver la vista atrás. Y siempre lo he llevado por bandera en las batallas lidiadas y en las que quedan por luchar.

Hoy no deseo ni abrir, ni cerrar, ni pensar, ni ceder, ni luchar, ni hacer otra cosa que no sea respirar al son de esta música.

Y tampoco daré más explicaciones.

Ya sé que escribir y no explicar nada es algo heavy.

Pero es que de pronto solo me interesa dejar que la música fluya.

Y El, sabe las razones.




Nunca he sentido a un hombre ser tan "pijeras" y a la vez tan gitano. 


La forma de ser del Amo me puede.

Tanto, que no necesito decir más.

Las tierras altas me pueden. Me llama la corte.

Y un eco retumba dentro de mi.

Grita.

Se contiene.

Se alborota y se mantiene bajo la superficie. 




miércoles, 8 de marzo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/8.


"A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada". 
(Winston Churchill)


Ahora, me basta sentirme tatuada en Su piel. 

Eso me complace de un modo especial. 

Y la complacencia es el gran secreto de la sumisión. Servir por complacer ante todo y no por obtener placer propio, esa es la esencia de quien se dona al otro. 

La madurez nos lleva a la perfección, pero sin el ímpetu de la fe con que mira un niño, envejecemos prematuro y morimos. Por eso ésta esclava que escribe se rige a partes iguales por la mujer que es y la niña que encierra dentro (aunque la última sea una cría a veces soñadora y otras demasiado insolente).


Y sentirme así en Su saber, es enriquecedor para la mujer que soy.
Saber que existe. Que está ahí para mi, aunque yo sea la propiedad.

No me siento pequeña, no me siento inferior cuando estoy con el Amo. Me siento la cara opuesta de un mismo espejo.

Él en el lado Dom. yo por supuesto en el sum. y aunque mi naturaleza dominante se imponga, sé que solo estando en la posición correcta encajamos y que mi docilidad en su mano, me engrandece a Su imagen y semejanza.

Esa es la teoría...


En la practica, aún hay taras que arreglar y sale la niña insolente a la palestra en nuestra relación.



Por fortuna un Dom. es mucho más de lo que la sociedad quiere vender.

En mi caso he tenido la suerte de colisionar con un hombre culto, pulcro en sus modos, de inteligencia superior a la media; y viniendo de una bocachancla como yo, no seguiré enumerando las cualidades del Amo, porque todo lo que diga será utilizado en mi contra por las personas de mala voluntad.

Y la verdad es que a mi me basta con estar conociéndole y descubrir como va seis pasos por delante siempre. Mirando por su propiedad. Cuidando de ésta, aunque de proteger a la esclava de si misma se trate. 

Voy a estar un tiempo prudencial fuera de todo esto de la red. Posiblemente un mes. Depende de lo que el Amo crea necesario. 

Razones.

Las del Amo:  
Me ha mostrado que soy libre de quedarme, de hacer las cosas a mi manera y de alejarme de El.
El Amo dio dos opciones a la esclava, quedarme a Sus pies o seguir mi camino. Pero si elijo la primera, será a Su manera.
Y a ésta mujer, le parece justo, razonable, y seguro. 

Las de la esclava:
El Amo me ha mostrado que tengo un defecto, que estoy defectuosa.
Él desea reeducarme y para eso se necesita tiempo. 
Sé que me lleva con Él a la izquierda, a la Doma extrema y sí, quiero seguirlo. No hay otra razón. 




Es curioso que precisamente hoy, 8 de Marzo, que es el día de la mujer trabajadora yo esté escribiendo esta entrada. Sobre todo por lo que para mi representa la independencia laboral, lo que ha significado desde que cumplí los dieciséis y estoy en la calle ganando mi sustento. Sin tener que depender de nadie y siendo yo la persona de la que otros han dependido o dependen.  

Pertenezco a la generación de la liberación de la mujer. 

Así escrito que bien suena. Pero la mujer siempre ha sido libre, yo lo creo así, no necesita ni siquiera un día que lo manifieste o lo represente.

Creo firmemente que un día a la mujer se la calzaron por detrás con eso del: mujer no te sometas al hombre, reivindica tu derecho a la igualdad, a la independencia de ser parte de un cuerpo para solo ser costilla. 

Sí, muchas son las mujeres que viven subidas en la ola.

Que van hacia la derecha.

Yo, joder, siempre he creído que era por cuestión de ser rarita, cabezona, orgullosa... La razón por la que me daba tantas leches contra el resto de l@s viandantes.

Todo el mundo en la misma dirección, yo al revés, y aunque he caminado mucho tiempo así, el sistema termina por aducir parte de tu voluntad. 

Y de pronto aparece quien, de un empujón, de un guantazo, de una mirada, de una caricia o simplemente de saber sujetarte... Tiene poder para sacarte de la fila de los que caminan como asnos de molino.

 risst129-fly-style-100562.jpg (1000×1000):

Sí, Señor.
Sí Amo, la esclava acepta que sea a Su manera. 

Porque una hembra por muy dominante que sea (y yo de eso entiendo un rato) no será perfecta nunca si no sabe aceptar su rol sumiso frente al macho de la especie (.)

La naturaleza es así.

Todo lo demás es querer ir contra las leyes existenciales, y a la larga... Cae.

Y si no, que se lo pregunten al sistema social y sus estadísticas: de divorcios, de violencia de genero, de familias des-estructuradas, de familias uni-parentales, de mujeres que desean llevar al límite su libertad y su capacidad de ser superior y viven sumidas en la falsa de la más radical de las esclavitudes, la soledad de no encontrarse en quien le complementa.

Un hombre lo trae en su ADN.

Puede que los hombres actuales se dejen un rato.

Puede que esté en auge ser sumiso. Pero por mucho que lo gocen y les guste ser, la testosterona se impondrá. Tarde o temprano la realidad termina por imponerse, por muy animal racional que seamos.

Y la hembra por mucho que la sociedad la eduque en ser libre y no dejarse dominar por el hombre... En el fondo sabe que no solo genéticamente está creada para la sumisión al macho. También emocionalmente necesita sentirse parte de un todo. 

No podemos existir en la individualidad, ni nosotras, ni ellos. 




La esclava está preparada para su bautizo de fuego Amo. 
Llévame.
Sí quiero. 
La esclava también está dispuesta a pagar el precio.

Puede el Amo anillar su propiedad...

Y que Dios nos coja "confesaos" o verá el Amo a su propiedad exasperar al mismo demonio en su reino.  




Volveré cuando el Amo así lo crea oportuno.
Y (.) Jejeje...

domingo, 5 de marzo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/7.

Resultado de imagen de 50 sombras mas oscuras:

"Tu visión devendrá más clara solamente cuando mires dentro de tu corazón... Aquel que mira fuera sueña. Quien mira en su interior, despierta". 
(Carl Gustav Jung).


Calla, observa, analiza, recopila, valora y ejecuta. La Hembra territorial que fui se regía por estas reglas. 

Hoy.
La esclava que aprende del Amo, lo sigue haciendo, con la única diferencia que son las reglas del Amo quienes marcan el territorio de acción de la hembra.


Cuando el Amo apareció en mi vida, hizo algo que me desarmó.
Entonces habría dicho que: el muy Cabrón no se anduvo por las ramas.
Hoy pese a que lo sigo pensando del mismo modo, he de decir que el Amo jugó su partida frente a la mujer como lo que es, el Macho dominante de la especie.

Y yo, esta que escribe, ya sea como esclava o como Domina. o como una simple mujer, nunca me callo lo que pienso. Ya puedes ser la tía más chula que parió otra hembra.
Como se te plante un macho con dos cojones bien puestos delante... Te meas en las bragas.
Sí o sí (.)

Y todo lo demás son tonterías o las ganas de adornar que tengamos el texto o la conversación.

Cuando aterricé como Megan L.J. en esto de los blog, en ningún  momento traía de casa la idea de definirme como una Domina. Que sea una persona que lleva las riendas en casi todas las facetas de su vida es una cosa, llevarlas en el tema sexual otra, ser un Dom. otra muy diferente.

Pero pronto la gente que comenzó a acercarse me definió así, y yo seguí el rollo. Aunque para ser justa, nunca he sido una Domina, para ello hay que vivir acorde y coherente a unas pautas según la cultura del BDSM y de todo lo relacionado a las relaciones D/s y yo sencillamente, como siempre, lo único que hago es hacer lo que me da la gana. (Por no decir lo que me sale del coño, que es lo que pondría si esa parte de mi anatomía me perteneciera, ahora es del Amo)

Desde que cambié la imagen de mi perfil, y la M por m de megan. Algun@s que otr@s han sido l@s curios@s que se han atrevido a preguntar. Y que bien me cae ese sector de la sociedad metiche y alcahueto, pero con dos narices para ver algo, sentir curiosidad y atreverse a preguntar sin importar lo que aparenten de cara al resto. Personalmente prefiero a la gente así, que a quienes se intentan informar de afluentes pudiendo saciar su curiosidad en el manantial directo.

Desde estas lineas le agradezco Su confianza y que se atreviera a mirarme a la cara y preguntar sin más, incluso cuando no sabía si iba a mandarle a dar una larga vueltesita.

Lo de las redes es pa´cagarse.

Gente que escribe y escribe, que se catalogan con denominación de origen Dominantes o sumisos y que en cuanto raspas un poquito sobre la superficie te das cuenta que ná, de ná.

Que son gente con ganas de un polvo extra matrimonial, o gente que no se come una rosca y que se monta ese perfil que es incapaz de llevar a cabo en su vida real. Y para cuatro personas en condiciones que te encuentras, a Dios gracias porque hasta para pecar hay que dárselas, son gente tan discreta que sus blogs pasan casi como desapercibidos, incluso en el reino de la morbosidad blogger. (Bueno, vaaa, no voy a ser muy arrogante que luego en privado me cae la lluvia de reprimenda del Amo y los respectivos castigos, añadiré que también hay gente que escribe sobre sexo bien y son gente normal, pero vamos, que la mayoría escriben y punto)

A mi me bastó pisar este espacio de la blogosfera para darme cuenta de que lo que buscaba no estaba fuera, sino dentro, y no precisamente como estoy ahora escribiendo.
Dentro de mi.

Como decía, el Amo no se anduvo por las ramas. Llegó me saludo como todo un Gentleman y terminó la frase vaticinando que toda yo terminaría mirando pá Cuenca. Y a mi que me encanta ese rincón de España y eso de las casas colgantes porque no hay nada más emocionante que estar sentado en tu cómodo sofá y a un mismo tiempo saberte al borde del precipicio... Pues ala, lo tuve claro, pero clarisimo, aunque el Amo me diese un miedo de cojones.


No porque pudiese correr o corra peligro a su lado, pero obvio es que pesé al modo en que pueda expresarme, ambos sabemos y sabíamos desde un principio que solo podía haber un dominante y yo soy la mujer.

Me encanta ser mujer y servir a mi propia naturaleza como complemento del Hombre.  Y quien no lo entienda, que se vaya a la Wikipedia. Porque esto es lo más básico de todos los roles humanos y sexuales y ya existía en los tiempos de Adán y Eva, por muy machista y primitivo que resulte a algunas féminas.

Es lo que pienso, como me siento en mi naturaleza de hembra de la especie. La hembra por regla general buscará el macho más fuerte para aparearse y eso, a la hora de la verdad ya tengas dos piernas o cuatro patas, es la química que te estallará en el cerebro y que no podrás controlar cuando destape tus instintos más primitivos.

Y pobres de los que ya estáis haciendo cabalas racionales, el sexo es reacción, las matemáticas son para otras cosas. Las historias de amor surgen tras la pausa del embotellamiento que el cerebro recibe después de estar jodido y excitado. No de que te plantees cien mil posibilidades de hacerlo bien y no cagarla.

Tanto aquí en la red, como ahí afuera, lo que hay es much@ idealista que no deja de soñar con las cosas que ve, que la sociedad nos marca como canones aceptables y que si en lugar de desear la vida que nos venden, optasen por mirar dentro y asumir las suyas con todas las consecuencias, les iría mucho mejor. Pero el mundo en que nos movemos lo pilota Don Dinero. Y todo al final, reside en números que se embolsan en cuentas corrientes para que el capitalismo no decaiga jamás.

Y todo lo relacionado a nuestra propia necesidad sexual, mueve tela de dinerito. Así que intentaran venderte hasta un cambio de sexo si eso es rentable para quien lo hace dinero contante y sonante sin importarle lo que a ti te pase. El sistema funciona así y lo demás son modos de calzártela doblada con mucha finura y por detrás.


Si no que se lo pregunten al puñetero Grey.
La otra tarde quedé con mis amigas para ir a tomar un café y ver la segunda de la saga. (Dios!! Es que creen que realmente las mujeres somos tan estúpidas?) Todas, necesitamos un hombre atento que nos entienda y que nos proteja, pero ostias, que no lo vistan de Domine porque venda más, que luego vienen los problemas psicológicos.

Cuando las chicas, o las ya maduritas, se creen lo que ven en la peli y son capaces de ponerse en las manos de cualquier gilipollas, la máquina se pone en funcionamiento. Pero claro, los psicólogos, las farmacéuticas y los seguros también tienen que llevarse su parte de tajada monetaria en esto. ¿Qué seria del sistema sanitario, de sus impuestos sin tantas enfermos mentales y sin drogodependientes de recetas selladas? A mi me la van a dar que dedico mi tiempo de voluntariado a intentar dar puntos de vista coherentes y capaces de ayudar a la re inserción, además de en la sociedad, en la propia dignidad del ser.

Pues resulta que me voy con las chicas a pasar la tarde. No sin antes tener que pedir permiso a mi marido y por supuesto al Amo. Y no, no me quejo, simplemente soy mujer, estoy casada tengo unos deberes y unos derechos con la forma de vida que elegí; y además soy tan puta, que he decidido someterme a un Amo. Que es mi elección y no digo que sea ni la correcta, ni la mejor, ni la peor, es la mía y no tengo que dar cuentas. Y a mi hija por supuesto le digo que haga lo mismo, ser ella misma frente a todos los acontecimientos que la vida ose presentarle.

Llevaba tanto sin salir con las chicas que nada más reunirnos me evadí del resto del mundo y me centré en el momento. Pero ellas querían ver la peli y una vez dentro del cine, Hollywood me golpeó con toda la mala baba.

El resto lo hicieron las más de cincuenta, no sombras, si no mamahostias que había en la sala. Vitoreando las escenas, soltando risitas, chillando... Que paren el mundo que me quiero bajar. Al personaje de Grey no lo pudo describir la autora más sumiso y sopla gaitas, si yo tuviera polla y fuera un Dom. redactaría una petición de recogida de firmas a Change.org para que retirasen la peli por daños a la imagen de un Amo.

Es curioso, en cada escena, la receptora del placer era la sumisa, no el Amo. Y vale que en esto de las relaciones D/s es como todo en la vida, cada cual busca su propio gustirrinin. Y muy pocos en serio, llegan a la esencia de lo que es la entrega y el servicio y viceversa. Como diría el Amo: eso no es servir.

Yo no me salí en mitad de la peli a tomarme un mojito al bar, de milagro. Solo podía ver una vez más lo engañado que estamos. Hubo un momento en la peli cuando el blandengue de Grey se impone y hace a la ex sumisa arrodillarse, que por fin hubo un rayito de luz; poco eh, que tampoco para tirar cohetes.
Pero justo en ese momento nadie comentó, rió, chistoseó, o pestañeó (casi pude advertirlo pese a la oscuridad) silencio sepultad. Y en mitad de esa pausa se oye: "Jooooder... ¿Ahora ya nadie dice nada? fiu, fiu..." 
¿Adivina quién fue la bocazas?

Pero no quedó ahí la cosas.
Después de la peli llegó la cena, yo tenía que entrar en turno de noche a las diez y picamos en el restaurante más americano de la península.  Puta globalización, con lo buenas que están unas patatas fritas con huevos rotos y un pincho de chorizo.

La hamburguesa por suerte te la ponen con un buen cubo de refresco que eso para la diabetes viene de puta madre, pero para que baje la grasa también. Porque mis amigas enseguida sacaron el tema de la dominación y de lo que les gustaría un Grey. Una dijo que eso era la que necesitaba, otra añadió que esos tíos no existen, la otra que a ella con que le comieran bien el coño tenia bastantes, jejeje, y yo de pronto me escucho a mi misma diciendo.

Madre mía, aquí tenía que estar el Amo para que os diera una clase rápida a todas.

Lo había dicho sin más. Y pasó como en la peli, todas se quedaron calladas y quietas y yo mordí la hamburguesa, terminé de masticar y ahí estaban, esperando que continuase.

Que no niñas. Que los Amos de verdad no son así. Si el mío entrase ahora por esa puerta me lanzaría una mirada. Yo hubiera escupido el bocado en lugar de haberlo masticado lento. Como acabo de hacer mientras todas me esperáis ver tragar para ver que voy a añadir a la conversación. De ser el Amo habría salido pitando leches tras Él. O si no... Habría llegado, me habría agarrado del brazo, por que tiene clase y no iba a sacarme jalada y arrastrada por el pelo en un sitio publico, y al llegar a casa me habría puesto bien a ostias por estar tocando este tema con tanta vulgaridad. Vamos que de señorito Grey naranjas chinas.

Las chicas pensaban que estaba de coña.

Y entonces les estuve contando como había conocido a DomMayo, lo que tenía en ciernes y el proyecto juntos que está pendiente en un futuro. Les hablé de la Doma, todo en plan entendible en sus avainillados sentidos de la percepción. Ganas me dieron de sacar unos selfies de sus caras para documentar hoy este post, pues una imagen, ya sabéis, vale más que mil palabras.

Una de mis amigas me dijo que tenía que ir a que me vieran, que la situación que estoy viviendo personal (ajena a la relación D/s) me está afectando emocionalmente y que tal vez por eso estaba contando esas cosas.

La otra se santiguó repetidas veces y me añadió.

Ay madre mía, megan ten mucho cuidado donde te metes. Yo no te reconozco en lo que acabas de contar, pero si ese hombre te ata y te hace daño, más vale que te mate por que yo no quisiera verme en su pellejo cuando te suelte.

Y la tercera sacó el móvil puso gmail y me dijo mientras me lo pasaba.

Apúntame ahora mismo la dirección de ese tío. Si vas a hacer una locura, habrá que ficharlo para tenerlo en la lista negra por si acaso pasa algo. 

Le añadí el enlace y le pedí que por favor se dirigiese al Amo como Mayo y le hablase con respeto.

Ella añadió.

¿Con respeto? Lo que voy es a colgarlo por los huevos como intente pasarse de chulo contigo.

No lo harás. Porque por primera vez en mi vida estoy conociendo a alguien que me complementa de un modo diferente y además me hace feliz. Y tú como el Amo, quieres mi felicidad.

Lo solté y me quedé tan fresca, y las chicas por primera vez desde que entramos en el restaurante se relajaron.

No podía contener la risa.
Primero por lo que acababa de pasar, y luego porque en un mundo tan cargado de buenismos hipócritas. Poder decir abiertamente soy así, hago esto y no espero que se apruebe, pero tampoco me afectará que se me juzgue, es el único camino a la felicidad. Y en cierto modo a la libertad.

La misma libertad que sentí cuando al llegar al trabajo y mirar el móvil leí el mensaje del Amo. Había estado trabajando toda la tarde y estaba en el Ave por viaje de negocios, me estaba calmando con su explicación. Y añadió que también había respondido a un correo que le había llegado de mi amiga. Lo primero que le pregunté fue si se habían dirigido a él con respeto. Es curioso que me preocupase eso, pero así era. Y así había sido, mi amiga se había dirigido a Él con respeto y eso me hizo feliz.

Un momento después mi amiga me llamó y me soltó.

Nena, quizás tu sexto sentido no esté tan descarriado. El tío me ha sorprendido para bien y además me ha preguntado que porque creo que él pueda hacerte daño. Que lo único que desea es cuidarte y hacerte feliz.




Bueno a veces pasa.
Uno despierta y descubre que la realidad siempre estuvo ahí esperando ser hallada en todo su potencial.


"La hora del lobo es el momento entre la noche y la aurora cuando la mayoría de la gente muere, cuando el sueño es más profundo, cuando las pesadillas son más reales, cuando los insomnes se ven acosados por sus mayores temores, cuando los fantasmas y los demonios son más poderosos..."
(Ingmar Bergman, La hora del lobo).



La fe es siempre así, se sienta al otro lado del tablero donde se ponen a batallar todos nuestros miedos.




jueves, 2 de marzo de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA /6.



"Dime tu secreto y te dejaré escapar de tu cruz después del combate,Yo te diré el mio si pierdo".(DomMayo)


Una mujer nunca contará su secreto. 

Una mujer se abrirá poco a poco al tacto de la mano de un hombre. Y en éste está el saberla, sin hacerla desnudar.

Como mujer siempre lo he creído así. Y también siempre esperé ver llegar a alguien que supiera ver más allá de lo que soy capaz de mostrar.

Y en esa esperanza los días van pasando transcurriendo en años y la falta de probabilidad merma y te ves soportando un modo de aceptar la realidad que no corresponde con tu forma de ser. Aun así, es aceptable y terminas por cerrar bajo llave en tu corazón aquello que no ha de saberse.

Secretos que jamás contarás por temor de quedar tan expuesta, que si pierdes, no puedas recuperar la dignidad de saberte.



Y te haces dura como el granito. Y la dureza implica ser más fuerte que el resto, y ser, conlleva estar por encima y tomar las decisiones que otros no son capaces. Y cuando vienes a darte cuenta te has convertido en un espécimen de hembra alfa imposible de suplantar.  

Megan L.J. representa la esencia de ese celo que poseo. Desde que aparecí con este perfil, mi lado más dominante ha llevado las riendas de mi paso. Tanto por este espacio de internet, como también por las diferentes redes sociales. 

Lo dije una vez y lo repito. 

Yo nunca quise destacar. Me gusta ser quien soy (.) Y no tengo nada que demostrar a nadie. Soy una mujer respetada, admirada y con un cierto carisma muy valorado en el entorno en que me muevo en mi vida real fuera de este mundillo virtual. Estar aquí era, es, un complemento más. Un recurso de llenar pequeños espacios de tiempo de actividad y saciar curiosidad.

Sabía que como Megan buscaría más de lo mismo. Con la única diferencia que daría más rienda suelta a mi lado canalla, y como decimos en el Sur, me soltaría la vergüenza, con un mayor margen del que lo hago en mi día a día por respeto a aquellos que son diferentes. 

Con la idea de saber que aquí la gente suele relacionarse por afinidades y es más fácil coincidir y no dañar la sensibilidad de los que no comparten nuestro modo de entender las cosas. Uno puede escribir libremente, cerrar el blog a menores y limitar el seguimiento con el aviso de contenido para adultos, deberían ser medidas más que suficientes para evitar chascos. 

Pero no.
Siempre se cuelan l@s típic@s llirimiagos. 

Ese sector de la sociedad, rastreros, por su forma de pensar. Que ni comen, ni dejan comer; que diría mi padre.

Personas que en sus aburridas vidas, hacen de estar conectados un recurso abusivo de intromisión en la vida de otros, a menudo con conocimiento de causa (lo que yo llamo tener mu´ mala leche) y en otras ocasiones por ser personas con una limitada capacidad de empatia. El caso es que, si no andamos listos, te terminan por joder. Todos los que tenemos relaciones ciber, ya sean de amistad o algo más, nos hemos encontrado alguna vez metido en un berenjenal  de patio de colegio. Seguro que estás sonriendo porque sabes de que hablo. 

Hay gente a la que le encanta pasar el rato envueltos en esos temas. Pero yo lo dije en serio, no lo necesito. No necesito ese morbo, ni la ambigüedad que rodea a ciertos perfiles. Porque cuando no eres, ni perteneces a esa clase de personas, al final terminas por pagar las consecuencias. Y te ves envuelto en sus mentiras, sus juegos y ese modo retorcido de querer ser en un perfil social todo aquello que no son o no pueden ser en la vida real.

Me reitero, yo no lo necesito. 

Puede que sea un desastre de mujer, pero soy lo que lees. No hay más. Todo lo que quieras añadir, es fruto de tu imaginación o de tus puntos de vista, de como entender las cosas o interpretarlas.

Yo inicie este blog, llegué aquí sola. No buscaba hacer amigos, porque mis amigos, bien contados, son esos con los que tomo café y siempre tienen tiempo para descolgar un teléfono. Y aún así, conocí gente estupenda con quienes echar un chat o conectar fuera de todo esto. 
Con el comienzo de año coincidieron importantes cambios en mi vida personal. Algunos transcendentales y otros simplemente tenían que acontecer. Entre los cuales contaba cerrar una etapa de mi vida y abrir otra. Y con ello me vi obligada a abrir los ojos más y comprender lo ingenua que había sido. También en ciertas relaciones que tenían que ver por este medio.  Lo mejor de ser la misma dentro y fuera de la red, es que cuando las cosas suceden, para bien o para mal, enlazan y compactan. 

Y los cambios fueron unos tras otros aconteciendo y cimentándose.

De detalles, lamento decir que no voy a darlos. Razones, las justas. Soy más Señora de lo que sé que algunas personas han juzgado, y mucho más pasota de lo que todos los que han hablado sin saber merecen de mi atención.

Por consiguiente solo diré que siempre la fortuna sonríe a quien obra el bien. Y como dice el refrán: "Nunca hay mal que por bien no venga". 

Y Él llegó a mi momento a pintar una sonrisa de Joker justo cuando más lo necesitaba.

 Y utilizó una frase: "I've noticed some changes coming over me since you came into my life. I've been reminded what it was like to be part of a couple. To care for someone who cares for me. It's the first time in recent memory I've had those feelings... And I hate having those feelings!"

Y resulta que yo ni creo en la casualidad, ni jamás hice referencia a esta frase, ni a lo mucho que me gusta el personaje, pero ahí estaba, la horma de mi zapato. Con el único inconveniente de que iba a ser a su manera y no a la mía y eso era un gran cambio añadido. Además de un reto en toda regla para alguien con mi personalidad. 

A lo largo de este mes y medio, he tenido la oportunidad de pifiarla con una media de cuatro veces por día. Sin contar como se triplica cada vez que me dirijo a Él. No es fácil para una mujer dominante el cambio en la conducta. Y tampoco imposible. Y el Amo además de saberlo conoce la propiedad adquirida

Yo conozco la mano que me doma. Experimento su efecto y elijo dejarme llevar. Esa es la única razón de este post. 

Es el ultimo post que escribo en este blog a no ser que el Amo, decida lo contrario. A Él y a su voluntad me debo y lo hago porque quiero y porque una esclava  no es una esposa jarrón de porcelana aquí te pongo aquí te quedas. Una esclava es una mujer como yo, con la ideas muy claras, que ve una oportunidad y sabe valorar y admitir el valor que encierra en si y no la deja pasar.

Yo, por mi inexperiencia como sumisa, casi lo echo todo a perder. El Amo, me pidió que cerrase mis blogs y mi perfil social y yo así lo hice. Pero a mi manera, como sabía, con el ímpetu de la hembra que toma decisiones sin contar realmente con nadie y sin importarme las consecuencias. No tengo por regla general contar con otros para mi determinación. Así que luego volví a abrir estos, sin contar más que con mi decisión de hacerlo. 

Y en todo este tiempo, el Amo ha seguido usando con una maestría exquisita su Doma sobre mi persona. A riesgo de parecer públicamente un tibio o un Amo con poca mano. Y yo, no fui coherente en ello, no me detuve a pensar el daño que podría general a un Amo de su talla con el comportamiento tan insurrecto de una esclava.  

Una vez más lo digo, el Hombre de las montañas ha pagado el precio y lleva a la gocha atada para su corte. 

Pese a lo lento que va mi progreso para asimilar que ya no debo imponer mi modo de resolución en los acontecimientos del día a día.

Por lo tanto, quede claro para tod@ curios@ que pregunte razones del cambio que esta mujer a renunciado a tener un séquito a sus pies, para estar literalmente a los pies de DomMayo. 

Él ha terminado por ganar la parte de la propiedad de esta hembra que no estaba en venta. Me consta que soy un desastre en muchas facetas de mi forma de ser y aún así cuando estoy bajo la dirección del Amo, descubro que nací para eso, para obedecer. Para rendirme frente a un oponente como Él. Y dejarme hacer, dejar que sean sus manos y su voluntad la que modelen quien soy. 



El Amo desea protegerme, desea hacerme feliz. Y de momento lo esta consiguiendo. Cada vez que me dejo hacer, me encuentro más satisfecha y realizada y está en sus manos, sin que mi voluntad interfiera. 

Eso es lo que más me gusta de Él. 

Y puede que mañana todo se desmorone. 

Pero hoy no voy a perder la oportunidad de ser feliz. Así que CIERRO. 

A partir de ahora y hasta nueva orden del Amo. Me traslado a su blog PYRAMIDEN. He tenido la fortuna de encontrar alguien muy parecido a mi. Alguien que realmente va demostrando a paso lento lo que desea y que está dispuesto a pagar el precio en todos los sentidos. 

No voy a ser tan estúpida de dejar pasar la oportunidad solo por mantener el tipo de Domina. Cuando soy la misma hembra, independiente del rol que vivo. Y ahora decido vivir siendo modelada a su forma. 

Por lo tanto si te gustan mis escritos, con permiso del Amo seguiré escribiendo en esta nueva dirección: http://dommayo.blogspot.com.es/. 


Amo esta vez seré coherente con mis decisiones. Por favor lleva a la esclava a casa.

"Llévame en pos de ti: ¡Corramos! El Rey me ha introducido en sus mansiones; por ti exultaremos y nos alegraremos. Evocaremos tus amores más que el vino; ¡con qué razón eres amado!"(Cant. 1,4)








martes, 14 de febrero de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/5.

Vald‘Es, 1925:

"Puede que esté borracho, señorita, pero por la mañana estaré sobrio y tú seguirás siendo fea". (Whinston Churchill) 


Cuando eres una fanfarrona prepotente pueden pasarte dos cosas. Una, que en un día como este puedas recibir flores y bombones para poner seis kilos y provocar alergia a medio vecindario y aún así estar más sola que la una en el conjunto de horas.
O dos, que el puñetero Valentín se haga el Valentón y te la meta de penalti como te mereces.

Pues eso, vísteme entonces y hazme bonita a tu gusto(.) Y el capullo de San Valentín se lo tomó en serio y me pilló la palabra haciéndome un precioso traje de esclava.

Un mes después del peor día de mi vida vivido, me enfrento al reto de superar "la noche" y ahí está el Amo. Yo no tengo del todo claro si es que él lo hace a posta, le sale de pelotazo porque es un cabrón con mucha suerte o si la que posee la suerte soy yo por tenerle en mi vida. El caso es que está para mi, pese a que la esclava soy yo.

Pasar de ser una mujer dominante, sin reglas establecidas para regirme, más que las propias y de pronto sentirme arrastrada, asida del cabello escaleras abajo a la corte donde ser encerrada en mi jaula... Pero que ye esto? Que alguien me despierte que estoy en una pesadilla.
Y de pronto descubro que hace mucho que no sueño, ni duermo, algo falla aquí.

La guinda al pastel la va a poner el Amo cuando expresa que me ha comprado. Mi resorte dominante salta en seco, este hombre de las montañas ha bajado al pueblo por la feria del ganado y a comprando la gocha más cara.

Le escucho con el corazón en un puño, mis defensas a medias astas, alerta y expectativa, pero dentro de mi jaula. Me he quedado ahí, no deseo que nadie me pregunte aún la razón, estoy porque quiero(.) Aunque el arrastre hasta dentro ha sido brutal.

Escucho atenta lo que dice, analizo cada frase. Algunas me llevan a limites de mi naturaleza que me hacen sentir el vértigo de asomar demasiado y arriesgar el terreno que pisan mis pies del borde del precipicio. Pero me siento segura, si resbalo, la correa me mantendrá sujeta a la mano del Amo.

Él tiene razón en lo que dice, estaba en el mercado pidiendo a gritos que me comprasen, con un precio tasado por mi misma tan alto, que pocos iban a poder de verdad detenerse a calcular el valor de dicho pago. El hombre de las montañas llega enfundando en su abrigo de piel curtida, no regatea, ofrece lo que tiene y ahí va...
Con la gocha pa´sus tierras altas tirando de ella, dos pasos por detrás la Domina convertida en esclava.
La gente al paso se quedan mirando, intentando comprender la escena que ven sus ojos. Planteándose como ocurren estas cosas.

¿Cómo?
Yo no lo sé, solo sé lo que siento. Lo que vivo. Aquello que experimento y se hace experiencia real en mi vida contando como añadido a la sabiduría mundana.
El Amo consigue llevar a su esclava a un estado al que ésta aún no sabe poner nombre. Sentirme suya no solo sexualmente hace que sucumba para bien, del miedo y la desconfianza a un verde esperanza. Y entre susurros, ordenes, azotes y limites que ceden ... Me quedo dormida.
Dormida...

¿Pueden los muertos dormir? Yo creo que sí y resucitar si sueñan el sueño perfecto que les devuelve a la vida.

La esclava despierta cuatro horas más tarde. Ha perdido los calcetines, las gafas de cerca y tiene el móvil dentro del sujetador. Está nueva, el descanso ha sido reparador. Mira el móvil, el Amo ha estado allí, escribiendo, estuvo con ella hasta que se durmió, él, el Amo, se quedó hasta el último momento.

Ahora la esclava ve como duerme y se queda en silencio a sus pies observándolo. Leyendo las últimas frases de éste. Sintiéndose la propiedad más cara del planeta, solo semejante a la rosa del Principito y entonces la esclava sonríe, le deja al Amo una nota que cuenta quien es el Dueño de sus calcetines y vuelve a la jaula, eso sí, cierra la puerta... La corte es el reino ideal para la gocha madre.



Por cierto Amo, usted es contraproducente para la salud de la esclava, le provoca taquicardias emocional.

viernes, 10 de febrero de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/4.

Alexander Grahovsky · "Protección" 50x70cm pintura digital de referencia del: Foto: Negros Shibari Cuerdas: Nina Russ Modelo: Gorgone [Comprar este IMPRIMIR]


"Si no es bajo su protección, no pongo un pie al otro lado de ese umbral. ¡Que Dios me ampare, el fantasma puede esperarme en la escalera y llevarme consigo al infierno".
(Matthew Gregory Lewis)

Demasiados días de deambulo mental, hasta para una cabecita inquieta como la mía. No me voy a marear más, si he de girar sobre mi misma, que sea impulsada por su fuerza. 
Lo tengo decidido, a pesar de que aún me tiemblan las rodillas, bueno, bajo los pantalones no se nota y aún los llevo puestos. 

Sí, las dominantes también temblamos, un secreto a gritos, pero los cobardes nunca se atreven a comprobarlo. 

Entonces aparece él, trae corbata negra, regresa de una reunión de las dos importantes que ha tenido esa semana. Y sí, me parece el dominante más sensato y a la vez peligroso que me he cruzado. "Verás, yo soy un poco a la antigua usanza... Llevaré corbata negra a dos reuniones que tengo que asistir, por tu madre... Es mi manera de mostrarte respeto y quitarme el maquillaje que tan(m)poco te gusta".

Supe en ese instante que acercarme no iba a ser una buena idea. 
Ese hombre era pura energía gravitatoria y el potencial de mi ego de Domina solo iba a empeorar el aumento de la aceleración. 
Nunca se me dio bien la física, pero tan pronto lo tuve delante, las ecuaciones y formulas se descifraban solas en mi cabeza, después de todo dicen que somos matemáticas, números, puede ser... Yo ni siquiera fui de letras, ni de mirar a las estrellas. A mi lo que me gustaba era dar vueltas con los ojos cerrados y los brazos en cruz, hasta que el estómago se me revelaba y se imponía mi equilibrio...

A oscuras en la habitación de mi trabajo, con el móvil bajo las mantas, chateo con él como una combatiente en guerra que se mantiene oculta a miradas curiosas. Hace más de media hora se me ha caído el móvil de las manos y en dos ocasiones he sentido mis ronquidos imponiéndose al desvelo forzado. Lo estoy haciendo, como cuando era pequeña, mantener el equilibrio, pero casi no me sale y el cansancio se torna fatiga. ¿Lo hago por sumisión, o por dominación? No estoy segura y no voy a gastar energía en pensarlo... O me dormiré y me ganaré unos azotes del Amo.

"Bueno esclava vamos a mirmi. El Amo ahora si necesita descansar".

No puedo creer que lo haya dicho.
Hoy está raro. 
El Amo tiene preocupada a la esclava. Y la preocupación de la esclava pronto pondrá en funcionamiento sus engranajes de domina. 
El Amo tiene muy en alerta a la esclava, y ella está interesada en agradar al Amo, acaba de descubrir un nuevo modo de placer obsoleto. A la esclava le gusta, es como el café muy intenso y filtrado, solo que a través del Amo. Y la esclava sabe que hará lo que esté en su mano por degustar lo más que pueda el sabor que tiene la situación. 

"Que ostia me he dado. Me he dormido con él en las manos",

Lo siguiente que el Amo va a contar a la esclava, hace que ésta gire como un tornado en si. Definitivamente él es energía potencial y me preguntó si Newton pensaba en alguien como el Amo al realizar sus teorías y planteamientos.

Todo lo que me cuenta a continuación no evita el desastre, lo empeora, y para mayor INRI me encanta oírle. Si pasado los cuarenta el típico: "cuelga tú" de la edad del pavo, se transforma en un pantallazo que te atiza el portátil en la jeta porque te has quedado dormido y en unos celos femeninos infundados... Eso significa que las mariposas en el estómago verdaderamente agitan sus alas y que un bondage es la horca ideal para una suicida. 

Amo, ata a la Geisha.
La esclava desea sentirse protegida por el Amo.
Y al Amo, jejeje, le encanta ser un cabrón zurdo. Le encanta la Doma de su esclava.
Y una domina relajada, es una esclava estupenda, la mejor. 





martes, 7 de febrero de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/3.

tatuaje sámurai de Fernando Alonso:
"Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendréis la guerra". (Winston Churchill)

Elegir conlleva aceptar al otro tal cual es. 
Y dejarse amar... También. 
No puede el hombre basar el amor en la capacidad de su dominio sobre éste. Se pueden dominar teorías, en la práctica el deshonor nos impulsa a actos que acaban con la belleza natural de lo que es. 

Haz la guerra honestamente y la esclava se abrirá como flor de loto. 
En su tiempo de madurez, la docilidad será entregada al Amo.


Entre la estrategia y la táctica, el honor deambula, como premio de un estandarte en alza. 
No se ha de tomar por la fuerza lo que ya se posee desde el primer golpe de guante que nos fue arrojado. 

Ni en el Amor, ni en la Guerra, todo vale como tratan los insensatos de hacer crecer a los que piensan demasiado. 
La verdad reside en el interior, toda batalla que ha de marcar historia se desarrolla en el propio silencio. 

Shhhh...

Hay cosas que no necesitan ser contadas.
Ni horas en guerra sufridas cuando hay tanta paz que compartir.







sábado, 4 de febrero de 2017

PENSAMIENTOS DE UNA GEISHA KURUWA/2.



"SI SE PIERDE ENERO, BÚSCALO POR LA FLOR DEL ALMENDRO"(Anónimo)


Enero es como los amaneceres, como es la naturaleza en si, incierta en todos los comienzos. Frenar Enero sería pues un arrebato de prepotencia demasiado osado incluso para alguien como esta que escribe, capaz de plantarse frente al sol y quedarse ciega con tal de domarlo a golpe de pupilas.

No, yo nunca fui sumisa.
A mi ya me parió mi madre dominante, tanto... 
Que a poco muero solo por nacer a tiempo de mi voluntad y no a la de otros. 
No obstante este año, frenar Enero se presentaba un reto imposible incluso para mi. Y lo sabía. 
Durante meses el rechinar de dientes de lo que no se puede enfrentar con garantías de victoria, ni estrategias de resignación. Meses de un lento desangre donde el balde se llenaba lento y el olor a vida inundaba las horas con profesas teñidas de moho y mortandad prorrogada. 

Grité. 
Como tan solo lo saben hacer los que no tienen vergüenza de su desnudez, ni sienten la critica de quienes no están a la altura de comprender inquietudes del alma. 
Y seguí gritando. 
Sin vergüenza y sin esperanzas, difícil combinación para un cóctel de venta a  un publico de recatado paladar. Así que lo tomé de un trago, fuerte, hondo y lo sentí quemar y desgarrar la garganta, el esófago y perforar el estomago. Era el infierno concentrado en un buche. Como un chupito de Tequila sin sal. 
Lo hice, y para mayor INRI sobreviví a la ingesta.

En la jerga del refranero del pueblo de a pie, hay centenares de dichos que con autor o sin ellos, con detalladas interpretaciones o sin sentido que dar; un día llegan a nuestros oídos y nos encontramos de cara a ser los protagonistas en primera persona del conjunto de palabras. 

Le decía esta mañana al Amo mientras caminaba a mi lado en dirección a mi domicilio. "Voy a enseñarte un lujo que tengo en la puerta de mi casa" 
Él no lo podía saber aún, se trataba de un pequeño almendro en flor. Pero al llegar, fui consciente que la noche y la mañana de torrenciales lluvias, con toda probabilidad habrían derribado las flores. 
Mientras me acercaba más, asaltó a mi cabeza ese otro refrán de algún anónimo que dice: flor de almendro, hermosa y sin provecho.

Entonces, llego a la altura de la entrada de mi hogar y compruebo con inmensa alegría que están ahí, resistiendo a las inclemencias del tiempo. Aguantando los azotes de Enero, porque para ello son las flores que coronan el inicio del año. 
Y le digo al Amo: tan delicadas y aguantando las lluvias de esta mañana.
Entonces el Amo sin pausa responde: uhmmmm. Mi Geisha está en su ambiente... Agua, flor, Amo, ella.

Sopla una brisa suave que llega como huracán levantando todo mi intelecto. Me eleva del suelo y me agita, miro en derredor intentando encontrar un punto de referencia que me salve del vértigo y todo se para. 
Sí. Se para. Alguien acaba de frenar Enero en mi, pese a que ya estamos a tres de Febrero.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cita.

Cita.